Construir Tu Vida en Otro País y Dejar Huella

Érase una vez...

Cuando en un primer momento tomas la decisión de dejar tu país de origen, tienes muchos sueños e ilusiones. Estás cargado de fantasías, entusiasmo y metas por alcanzar. Un mundo nuevo te espera y has ya dejado atrás lo que no encajaba contigo, estás abierto al cambio y a la aventura.


Te encuentras dispuesto a todo, a dejar a la familia, los amigos, las ciudades, la universidad, el trabajo, la comida, la cultura e incluso aceptas el tener que comunicarte en otro lenguaje y vivir en la cultura del país de destino.


Caminas ahora por las nuevas calles y avenidas, todo está lleno de novedad y belleza. Admiras las vitrinas, contemplas el nuevo cielo, las montañas, respiras un aire de alivio y serenidad, parece que finalmente has encontrado cierta paz o sosiego que antes parecía inalcanzable o imposible. Te sientes libre, capaz de volar, vivo(a).


Así, poco a poco avanzas y te insertas en este nuevo mundo, ya has encontrado un lugar donde vivir, a lo mejor no cómo lo soñaste, pero no importa porque la prioridad es tener una cama donde descansar después de una larga jornada de estudio y/o trabajo que te deja exhausto(a) conforme pasan los días.


Pasan los meses y no te acostumbras al clima, es muy diferente a lo que estás acostumbrado y además te has esforzado por estudiar y entender el nuevo idioma, pero la verdad preferirías cantar y hablar en tu lengua nativa todo el día.


El trabajo es otra cosa que a veces se hace insoportable, piensas que haber cambiado de país ha significado un gran retroceso para tu carrera profesional o tus estudios. Ahora, extrañas a tu familia, tus amigos, tus calles de toda la vida, tu comida, tu cultura, hasta tus nubes y hasta el sol, esa estrella maravillosa que te saludaba en la mañana y te mantenía caliente a lo largo del día.


¿Te embargan las dudas?


Un día te detienes y piensas, ¿qué hago yo aquí? te has dado cuenta que te sientes extraño y que a veces quieres huir. Que lo que antes era un sueño hecho realidad ahora parece dejarte más tristezas que alegrías, más penas que sorpresas, y en ocasiones angustia y desilusión.


Pero, ¿sabes qué? todos hemos pasado por ese camino, por ese círculo de emociones y pensamientos, algo así como una montaña rusa que sube, baja y da vueltas sin control. Todos pasamos por la sorpresa, la alegría, la paz, la tristeza, el miedo, el estrés o incluso la frustración.


Empezar o construir una nueva vida en otro país, puede significar para ti la concreción de tus sueños o un viaje tortuoso, todo va a depender de cómo enfoques lo que te está pasando y de las acciones que decidas emprender en el camino para enfrentar o solucionar lo que se presente.


Tú eres el(la) único(a) que puede decidir en este momento que la experiencia que estás teniendo sea beneficiosa para ti, que te ayude a crecer y evolucionar como persona y/o como profesional; o que tan solo se convierta en un episodio más de tu vida.


¿Qué puedo hacer entonces?


Cuando caigas, levántate y piensa en todos los sueños y las ilusiones que te trajeron a donde estás. Y recuerda que cada día es un paso más hacia tu éxito, las dificultades sólo te permiten madurar y hacerte más fuerte.


Los problemas son oportunidades para volverte más creativo y buscar soluciones, son oportunidades para el desarrollo personal. No esperes que el entorno cambie y se adapte a ti, más bien reflexiona y piensa en qué modo puedes cambiar tú.


Cada paso que das, cada acción puede parecer pequeña, pero créeme no lo es, cada esfuerzo vale y no importa lo lento que a veces parezca ir consiguiendo tus metas, lo que vale es que avanzas, que te mueves, que cada día te despiertes y des lo mejor de ti al mundo y si, a ti mismo también.


No caigas en compararte con los demás, la competencia debe ser contigo mismo. Sólo tú sabes todo lo que te ha costado estar en donde estás y ser quien eres hoy en día. Entonces, que los demás se conviertan en una guía o fuente de inspiración para ti, pero nunca en desaliento y desilusión.


Piensa en ti y revisa que has hecho para conseguir lo que quieres, piensa si realmente has llevado a cabo todas las acciones posibles para llegar a donde deseas, reflexiona y date cuenta si has explorado de forma exhaustiva todas las opciones a las que podrías tener acceso y sólo están esperando por ti. Como dice el dicho "tocar la puerta no es entrar", pero es el primer paso.


Construir una nueva vida y dejar huella no se logra sentándonos a lamentarnos por las cosas que no tenemos o vemos lejos de nosotros, requiere mucha paciencia, trabajo diario, esfuerzo, mucho empeño y persistencia en las acciones y los pensamientos de que lo que quieres es posible.


No pierdas nunca la seguridad en ti mismo y la fe que tuviste en el inicio al tomar la decisión de dar a tu vida un cambio radical y empezar de cero en otro país. Recuerda que hasta las aves llevan tropiezos antes de volar, poco a poco aprenden a balancear sus cuerpos y mover sus alas para contrarrestar el viento, el cansancio y superar las grandes distancias.


Si estás sintiendo que el proceso de inmigrar a un nuevo país se ha hecho muy difícil de sobrellevar y te está afectando de forma negativa, o quizá ahora te encuentras atravesando por una situación en la cual no encuentras solución o salida, no descartes en absoluto los beneficios que puede traer consigo el buscar ayuda psicológica profesional.


Camoa Bastidas Burke

Psicólogo Clínico

Miembro de Psychological Society of Ireland

Puedes escribirme al correo:

psicologaendublin@hotmail.com

Teléfono: 089 410 69 12

Dirección del Consultorio:

62 Dame Street, Dublín 2

Irlanda

Atención previa cita

Recuerda que en caso de urgencias, las líneas

de emergencia en el país son 112 y 999 (Irlanda).

Te invito a visitar mi Facebook Page e Instagram y seguir mis publicaciones, feliz día!

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Dirección 

Edif. Olympia House

(Tercer Piso)

62 Dame Street​

Dublin 2

Irlanda

Horario de Citas

Lunes a viernes:

10:00 am a 8:00 pm

Contáctame

Telf: 089 410 69 12

psicologaendublin@hotmail.com