Siempre Pensando… Me Preocupo Demasiado?

November 17, 2017

Así Va La Historia... 

 

Te levantas en la mañana y te vistes para ir a estudiar o trabajar, tomas tu desayuno y piensas en lo que tienes que hacer en el día, planificas tus tareas y estas listo(a) para empezar el día con energía.

 

Con suerte llegaste a tiempo a tomar el bus y ya vas en camino, esperando llegar a la hora de todos los días para evitar contratiempos. Revisas los mensajes en tu teléfono y tus redes sociales, pero hoy no hay nada que te parezca interesante. Estas pensando en qué pasará hoy en clases y en lo que puede ir mal o qué dirá el jefe en el trabajo y en cómo todo puede complicarse en cuestión de segundos. 

 

En el trabajo te sientes a veces cansado, pensando en cosas que pasaron, situaciones que no pudiste resolver y que te gustaría transformar con una varita mágica.  

 

Hoy has llegado a casa luego de una larga jornada, comes tu cena y te preguntas si lograrás dormir en calma y si tu dolor de cabeza desaparecerá, pues va y viene y a veces no te deja dormir. Luego, te sientas a conversar con tus amigos y escuchas sus historias con detenimiento, ríes y te relajas un rato.

 

Ha llegado el momento de ir a la cama, te cepillas los dientes y piensas en lo qué pasaría si te despidieran de tu trabajo, en que seguro no encontrarías nada mejor. Tratas de dormir, pero cómo hacerlo? si los problemas están allí rondándote otra vez. 

 

Son las 7:00 am nuevamente. El sol brilla hoy, pero no le has visto, porque estás alistándote y pensando en el tema monetario, has gastado e invertido tu dinero y ahora tienes la idea de que nunca es suficiente o siempre te falta.

 

Este parece no ser tu día, tus compañeros hablan contigo pero como en otras ocasiones pierdes la paciencia, te irritas muy fácilmente y no sabes porqué. Siempre recuerdas los hechos del pasado y eso no te deja pasar la página y compartir con ellos de una forma diferente y más amena.   

 

Todo parece marchar bien en la tarde, pero has tenido un gran almuerzo, parece que se te ha pasado la mano, es que ahora sientes hambre todo el tiempo, se te antojan mucho los dulces y las golosinas, y la verdad te preocupa constantemente lo que comes y tu peso. 

 

A veces sientes que vas en un caballo desbocado, en una carrera llena de obstáculos que parecen interminables, pero hoy, como pocos días, has llegado a casa y has podido dormir en pocos minutos. Mañana será otro nuevo amanecer. 

 

No Sé Qué Me Pasa...

 

Es normal que en ocasiones nos preocupemos por las situaciones que nos aquejan o las circunstancias que nos rodean, y que dediquemos tiempo a pensar en el futuro. Cada persona, tiene problemas y preocupaciones distintas, sin embargo, cada quien las enfrenta o las vive de una manera distinta y nunca es saludable lidiar con esto enfocando la atención diaria en los problemas de manera sostenida y sin respiro. 

 

Pensar constantemente en lo que nos preocupa puede afectar tanto nuestra salud física como mental. La salud mental se ve afectada en tanto la ansiedad o la angustia suplantan los estados de calma y sosiego en nuestro organismo, alterando de manera significativa nuestra rutina diaria, ya sea en el área laboral, los estudios, en las relaciones interpersonales o la vida en pareja.

 

Por otro lado, existen una multiplicidad de síntomas físicos asociados a los estados de ansiedad o angustia como: los dolores musculares, las cefaleas, los problemas gástricos como la gastritis o el estreñimiento, el aumento del ritmo cardíaco y la respiración acelerada, los problemas de sueño como el insomnio y la inquietud o dificultar para estar tranquilo. 

 

En lugar de tener el mismo pensamiento una y otra vez, es importante ver o enfocar lo que pensamos desde otra perspectiva que no habíamos considerado previamente, asimismo evaluar los eventos/acontecimientos de una forma más beneficiosa. Muchas veces hacemos asunciones y creamos historias mentales pesimistas, sin estar realmente seguros o sin tener bases suficientes para nuestras conclusiones precipitadas. 

 

Solemos tomar nuestras ideas y las opiniones negativas de los demás como verdades irrefutables, dándoles tanto poder que dejamos que afecten la forma en como nos vemos a nosotros mismos y el mundo.

 

Dale cabida en tu vida al pensamiento productivo y creativo. Pensar no es un problema en sí, se convierte en una dificultad cuando las ideas y las creencias que tenemos sólo nos aportan preocupación, cansancio, desmotivación y dolor. 

 

Camina al trabajo y presta atención al paisaje, haz visto todos los colores y las maravillas que te rodean en tu día a día? Realiza tus tareas diarias con amor y dedicación, dale atención al presente y tus acciones, disfruta el proceso de estar vivo, y no sólo anheles el resultado inmediato de tus acciones. Cuando sólo tenemos preocupaciones el mundo se vuelve gris y la vida pasa sin haber descubierto o aprendido lo hermoso de vivir. 

 

Si sientes que te preocupas demasiado a pesar de tus esfuerzos y tu forma de pensar te afecta de forma negativa, recuerda que siempre puedes beneficiarte de la terapia psicológica o psicoterapia. Un buen psicólogo puede ayudarte a enfocar las situaciones de una manera que a lo mejor no habías considerado previamente y/o proponerte estrategias para manejar tus emociones de una forma más positiva para ti. 

 

 

 

 

 

Camoa Bastidas Burke 

M.Ps.S.I.

Psicólogo Clínico 

Contáctame: 

psicologaendublin@hotmail.com

Teléfono: 089 410 69 12

 

Te invito a visitar mi Facebook Page e Instagram y seguir mis publicaciones, feliz día! 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

January 15, 2019

September 18, 2018

July 1, 2018

January 19, 2018

Please reload

Archivo