Tú también eres BELLA

March 4, 2018

Historias de Mujeres

 

 

Rosa

Cada año Rosa y su familia se reúnen en familia para ver el Miss Universo, un certamen que se inició en 1952 donde actualmente casi 100 mujeres de distintos países compiten por ser coronadas como "la más bella". A Rosa le gustaría ser tan alta y delgada como la Miss que representa a su país, poder sonreír y llevar un vestido tan brillante y bonito como el de ella.

 

Así como en la familia de Rosa, muchas son las mujeres que desde pequeñas se ven expuestas a este tipo de espectáculos televisivos donde se exhibe a un grupo de mujeres compitiendo por su belleza, pero ¿y no somos todas bellas? De acuerdo a las certámenes de belleza, no.

 

El concurso de belleza como creación social se fundamenta en creencias irracionales como:

  • La apariencia física de la mujer es su atributo más importante, valioso y digno de ser reconocido a nivel mundial.

  • La apariencia física de la mujer debe ser de una determinada manera en lo referente a: estatura, peso, talla, color y tipo de piel, rasgos faciales, color y tipo de cabello y edad.

  • Las mujeres pueden ser discriminadas por su apariencia física, clasificadas y juzgadas como bellas o no bellas. 

  • Incitar a las mujeres a competir unas con otras por su apariencia física y ajuste al estereotipo de belleza impuesto es un valor fundamental en la sociedad.

  • Promover la transformación física de la mujer a través de la cirugía plástica o cosmética para conseguir o acercarse al patrón de belleza arbitrariamente establecido es correcto.

  • Declarar a una sola mujer como representante universal de la belleza femenina a nivel mundial es lógico.

Estas creencias se mantienen y vehiculan acríticamente en nuestra cultura, y más aún se convierten en prácticas que se reproducen dentro de la familia, los grupos de pares, la escuela y demás instituciones.

 

El sobrevalorado modelo de belleza "adecuado" ponderado en los certámenes de belleza, legitima el que en la sociedad por ejemplo, se considere la apariencia como un requisito justo y necesario para el acceso a la postulación de un puesto de trabajo, siendo esto un acto discriminatorio que vulnera el derecho de la mujer a un empleo para el cual se encuentra debidamente capacitada.

 

La adoración de la apariencia física estereotipada de la mujer a través de estos concursos de belleza contribuye a la representación de la misma como una figura despojada de otras cualidades, habilidades e incluso de la consideración de ser humano, por lo que muchas veces pasa a ser un objeto que simplemente funge como un mero accesorio en los anuncios y la vida real. 

 

Es en el día a día y el entorno donde las mencionadas creencias irracionales cobran vida y se mantienen hasta el punto de naturalizarse y parecer normales.

 

 

Manuela

La hermana de Rosa llamada Manuela colecciona revistas de belleza, todos los meses corre a la tienda y solicita el último número de todas sus favoritas. Manuela sueña con tener un rostro como el de su modelo favorita y una cabellera tan larga y radiante como la de ella.

 

Además de los concursos de belleza, las mujeres nos encontramos constantemente bombardeadas con publicidad en distintos tipos de medios de comunicación que promueven diferentes productos acompañados o siendo utilizados por modelos. Pero, ¿quiénes son las modelos?

 

Las modelos trabajan para mostrar o promover la compra de un bien material o servicio, generalmente cumplen con las características de apariencia física del patrón preestablecido de belleza, usualmente son mujeres de una altura de más de 1.75 cm de estatura, de contextura delgada en un rango de edad de 18 a 25 años aproximadamente.

 

La constante legitimación social a través de la industria publicitaria de un estereotipo de belleza femenino, afecta a millones de mujeres al rededor del mundo. La industria de la moda y los cosméticos aumenta sus ganancias de una forma abismal a expensas del detrimento y el atropello de la autoestima de la mujer.

 

La mujer se mira al espejo y se pregunta por qué ella no se parece a la imagen publicitada, se siente insegura de sí, poco sensual y se avergüenza de su apariencia, se esconde, mientras su imagen corporal se distorsiona poco a poco. Piensa que hay algo mal en ella, que su corporeidad no es normal, ni es aceptado socialmente ser como ella es.

 

Tratará de usar los productos que se le ofrecen como "salvación", ropa de moda, perfumes y maquillaje que le ayudarán a verse como "debe ser" o "mejorar su apariencia". La mujer entonces debe "mejorar su imagen" porque su apariencia física está "dañada" o no es lo suficientemente buena.

 

Hoy en día es esperado en muchas culturas que la mujer se vista de determinada manera, se arregle y mantenga el cabello de una forma especial y utilice maquillaje para "resaltar su belleza", y es aquí donde cabe preguntarse ¿Por qué estas expectativas no han sido extendidas hacia la figura masculina? o ¿Por qué somos las mujeres las que tenemos que cumplir con una larga lista de requisitos de apariencia corporal para ser consideradas como seres humanos aceptables dentro de la sociedad?

 

 

Amelia

Amelia, la hermana menor de Rosa le gusta peinarse el cabello con lazos de distintos colores que ella misma elabora con cintas de satén, su madre siempre le dice que ella no es bonita, así que tiene que esforzarse en arreglarse muy bien si su deseo es conseguir a un hombre que la ame y se case con ella.

 

¿Por qué la madre de Amelia le dice que no es bonita? ¿Cuál es el patrón preestablecido que le permite hacer una comparación como esa? Los estereotipos de belleza femenina se aplican incluso a las niñas, ya desde edades muy tempranas se espera que la mujer se vea o luzca de una forma específica para poder conceptualizarse como bella. 

 

Como Amelia, muchas niñas crecen con una imagen corporal que es criticada, juzgada y comparada por su propio entorno inmediato, el cual en lugar de servir como fuente de una visión positiva de sí misma, la penaliza y la somete a la búsqueda de un ideal de apariencia física irreal e inalcanzable que será el "único medio" que le permitirá merecer el amor del otro. 

 

 

Rita

La prima Rita siempre está sonriente y feliz, pero últimamente se encuentra un poco preocupada, ha estado visitando distintos consultorios médicos, pues el sueño de su novio es que ella se someta a una cirugía plástica que aumente el tamaño de sus senos.  

 

El alcance de la promoción del patrón de belleza preestablecido arbitrariamente no sólo afecta la relación que sostiene la mujer con su cuerpo, toca incluso los esquemas mentales que desarrollan los hombres con respecto a la apariencia física de la figura femenina.

 

Algunos hombres crecen con la idea de que la mujer es hermosa en tanto se adecua al estereotipo y aún más, acogen la creencia errada de tener el derecho de sugerirle o hasta exigirle a la mujer como debe lucir o transformar su cuerpo.

 

La mujer cae en esta trampa y refuerza a su vez la práctica, creyendo que debe sucumbir a cambiar su físico de cualquier forma para recibir el amor y la atención de quien dice amarla. Se esfuerza por lucir como "debe" para poder captar la atención del hombre, mientras se desvalora y pierde su identidad conforme entra en el juego.

 

La relación de pareja como resultado de este juego se sustenta en una base débil, donde la superficialidad y la atracción física son las que sirven como apoyo temporal de una unión que estará destinada al fracaso.

 

Así vemos como el concepto de "mujer bella" se convierte en mandato social para la mujer y es a la vez sostenido y reforzado por el otro y ella misma cuando se hace partícipe.

 

 

Irma

La tía Irma está siempre lista para salir, trabaja en una oficina todo el día y siempre está de punta en blanco. Su esposo siempre le dice que debe maquillarse para verse bonita y darle la cara al mundo, que las mujeres viejas no son bellas como las jóvenes.

 

En este caso como en el ejemplo anterior, vemos como el estereotipo se mantiene por la participación del otro, sin embargo aquí se añade el elemento de la temporalidad de la belleza femenina.

 

De acuerdo a los anuncios publicitarios e incluso a la industria cinematográfica la idea de lo bello en la mujer parece ser una etapa que inicia a los 18 años y tiene su ocaso antes de los 30 años aproximadamente. Parece existir un culto a la juventud y a la idea de que ser bella implica ser joven.

 

Entonces, ¿es la belleza sólo temporal? desde luego que no. Todas las mujeres nacemos con características particulares que nos permiten diferenciarnos del otro y conservar un sentido de individualidad. Lo natural, lo normal es que tengamos una apariencia física que nos distinga, nos identifique y que independientemente de como se configure sea considerada hermosa. 

 

Establecer una relación positiva con nuestro cuerpo es parte fundamental de nuestra salud mental, no debemos legitimar un modelo, patrón, estereotipo o esquema de belleza preestablecido que no representa el derecho de cada mujer a ser diferente, y más aún su derecho a ser feliz luciendo tal como es.

 

Tal vez no podremos cambiar los medios de comunicación social en el mundo, pero si podemos cambiar la forma en que educamos a nuestras(os) hijas(os), la manera en que penalizamos la apariencia física de las demás mujeres, y lo más importante, la forma como nosotras mismas evaluamos y calificamos nuestra apariencia física. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Camoa Bastidas Burke

Psicólogo Clínico 

Miembro de Psychological Society of Ireland

 

Puedes escribirme al correo:

psicologaendublin@hotmail.com

 

Teléfono: 089 410 69 12 

 

Dirección del Consultorio:

City Counselling and Psychotherapy Centre

18 Dame Street, Dublín 2

Irlanda

 

Atención previa cita

 

 

Recuerda que en caso de urgencias, las líneas

de emergencia en el país son 112 y 999 (Irlanda). 

 

 

Te invito a visitar mi Facebook Page e Instagram y seguir mis publicaciones, feliz día! 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

September 18, 2018

July 1, 2018

January 19, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Dirección 

City Therapy

18 Dame Street​

Dublin 2

Irlanda

Horario de Citas Online

Lunes a jueves:

9:00 am a 8:00 pm

Contáctame

Telf: 089 410 69 12

psicologaendublin@hotmail.com