Manejando la Ansiedad

 

Muchas veces las preocupaciones nos embargan y sentimos inquietud o impaciencia, insomnio; incluso podemos estar presentando tensión muscular en ciertas áreas de nuestro cuerpo y en algunos casos, experimentar al mismo tiempo cierta dificultad para concentrarnos y  una sensación de cansancio acompañada de irritabilidad. Todos estos padecimientos pueden ser síntomas indicativos de ansiedad. 

 

¿Qué es la ansiedad? 

 

La ansiedad pudiese definirse brevemente como un estado de alerta caracterizado por una respuesta psicológica y fisiológica.

 

El aspecto psicológico puede verse en la manifestación de pensamientos anticipatorios y/o repetitivos como por ejemplo: "algo va a pasar", "esto no va a salir bien", "algo malo ocurrirá", "este problema no tendrá solución", "lo que hice fue un error". Asimismo, la experiencia emocional que acompaña a estos pensamientos puede estar marcada por el miedo, la angustia o incluso el pánico.

 

Lo fisiológico aquí está referido a posibles respuestas corporales tales como: aceleración de la respiración, aumento del ritmo cardíaco, sensación de presión en el pecho, tensión muscular o incluso problemas gastrointestinales. 

 

Dicho estado de alerta puede experimentarse de forma leve, moderada o grave, expresándose ésto en la intensidad y frecuencia de la respuesta fisiológica y psicológica experimentada por una persona.

 

¿Está Mal Tener Ansiedad?

 

Experimentar ansiedad es parte de ser seres humanos, es decir todos nos hemos sentido ansiosos en algunos momentos de nuestras vidas en menor o mayor medida, por ejemplo: una persona puede estar ansiosa al momento de presentar un examen, puede que le suden las manos y piense que a lo mejor se le va a olvidar todo lo que estudió o que no tendrá tiempo suficiente para escribir sus respuestas. Otra persona puede sentir ansiedad porque cree que si asiste a una reunión no lo van a tomar en cuenta o que si opina sobre algún tema será mal visto por sus amigos. Asimismo, hay quien pudiese presentar ansiedad porque le han dicho que debe someterse a una cirugía de riesgo moderado.

 

La ansiedad es negativa para la persona cuando ya no es circunstancial sino constante, cuando el malestar se vivencia día tras día y su intensidad llega a ser en cierta medida paralizante para el sujeto o le dificulta significativamente su quehacer diario.

 

¿Qué Puedo Hacer para Manejar la Ansiedad?

 

Algunas recomendaciones:

 

1. Observa tus pensamientos. Muchas veces dejamos que un pensamiento se magnifique de tal forma que ha perdido su estructura inicial, éste es un hábito mental que debe reconocerse en primera instancia para poder cambiarse y/o modificarse. Ejemplo:

En la entrevista de trabajo me han dicho que me llamarán (pensamiento inicial)

Seguro algo me faltó decir en la entrevista

No les gustó mi vestimenta

Yo creo que contratarán a otra persona

Me irá mal en todos las entrevistas

Nadie me va a contratar

Estaré desempleado para siempre

Nunca tendré dinero (pensamiento final magnificado)

 

2. Dedica tiempo al pensamiento creativo/productivo. Pensar no tiene que ser sinónimo de preocuparse constantemente, crear nuevos proyectos personales o profesionales en tu vida y producir ideas artísticas forma parte de la actividad de pensar. Un proyecto personal puede involucrar desde la planificación de un viaje hasta la creación de una nueva rutina de estudio en casa. Las ideas artísticas pueden referirse a la composición de una pieza musical o a la pintura de objetos decorativos para tu hogar.

 

3. Lee/estudia. Siguiendo la idea de que pensar es más que preocuparse, te invito a que dejes que la lectura o el estudio de temas de tu interés formen parte de tu jornada diaria. Dedicar tiempo a esta interesante actividad no sólo es divertido sino que además contribuye a la salud de tu cerebro a corto y largo plazo.

 

4. Realiza ejercicios. El deporte forma parte de tu salud física y mental, desde caminar una hora diaria en el parque hasta seguir una rutina de ejercicios en el gimnasio o en el hogar con los cientos de clases virtuales a través de YouTube, incorporar el ejercicio en tu vida no es una tarea imposible.

 

4. Cuida tu alimentación. Mejorar los hábitos alimenticios no solamente contribuye al mantenimiento de una buena salud física, sino que también impacta positivamente en la salud mental de la persona. Las frutas, los vegetales y proteínas de forma diaria proveen al cuerpo las vitaminas y minerales necesarios para su funcionamiento óptimo.

 

5. Relájate, diviértete, medita. Lleva a cabo actividades que te permitan relajar, ya sea la práctica del yoga o la meditación, escuchar música, acostarte una rato y realizar un ejercicio de relajación. Asimismo, practica actividades que te parezcan divertidas ya sea bailar, ver una película, pasear, jugar juegos de mesa, cocinar, compartir con amigos y familiares. Disfrutar y ser capaz de liberar el cuerpo de tensiones por medio de la relajación es parte de mantener nuestro estado de bienestar.

 

6. Busca ayuda profesional. Si sientes que te encuentras en un estado de preocupación constante o que la ansiedad o angustia se mantiene e incrementa conforme pasa el tiempo, es momento entonces de solicitar apoyo psicológico, la terapia o psicoterapia te será de gran ayuda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Camoa Bastidas Burke

Psicólogo Clínico 

Miembro de Psychological Society of Ireland

 

Puedes escribirme al correo:

psicologaendublin@hotmail.com

 

Teléfono: 089 410 69 12 

 

Dirección del Consultorio:

City Counselling and Psychotherapy Centre

18 Dame Street, Dublín 2

Irlanda

 

Atención previa cita

 

 

Recuerda que en caso de urgencias, las líneas

de emergencia en el país son 112 y 999 (Irlanda). 

 

 

Te invito a visitar mi Facebook Page e Instagram y seguir mis publicaciones, feliz día! 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

January 15, 2019

September 18, 2018

July 1, 2018

January 19, 2018

Please reload

Archivo