top of page

Trauma Psicológico



Existen distintas definiciones de trauma psicológico, veamos la siguiente: el trauma resulta de un evento, una serie de eventos o un conjunto de circunstancias que un individuo experimenta como perjudiciales o amenazantes de forma física y/o emocional, y que además tienen efectos adversos duraderos en su funcionamiento y bienestar físico, social, emocional o espiritual. El trauma puede afectar a personas de todas las razas, etnias, edades, orientaciones sexuales, géneros, antecedentes psicosociales y regiones geográficas. Una experiencia traumática puede ser un evento único, una serie de eventos y/o una condición crónica (por ejemplo, negligencia infantil, violencia doméstica). Los traumas pueden afectar a individuos, familias, grupos, comunidades, culturas específicas y generaciones. Por lo general, abruma los recursos de una persona o de una comunidad para afrontar la situación y, a menudo, desencadena la reacción de “lucha, huída o congelación” en el momento de los acontecimientos. Con frecuencia produce una sensación de miedo, vulnerabilidad e impotencia.


A menudo, los acontecimientos traumáticos son inesperados. Las personas pueden experimentar el evento traumático directamente, ser testigos de un evento, o escuchar acerca de un evento que afectó a alguien que conocen. Los eventos pueden ser provocados por otra persona, o pueden ser producto de la naturaleza (por ejemplo, inundaciones, huracanes, tornados). El trauma puede ocurrir en cualquier edad o etapa de desarrollo y, a menudo, los eventos que ocurren fuera de las etapas esperadas de la vida se perciben como traumáticos (por ejemplo, un niño que muere antes que sus padres, cáncer en la adolescencia, enfermedades personales, pérdida del trabajo antes de la jubilación).


No es solo el evento en sí lo que determina si algo es traumático, sino también la experiencia individual del evento. Dos personas pueden estar expuestas al mismo evento o serie de eventos, pero experimentarlos e interpretarlos de maneras muy diferentes. Lo que puede ser traumático para una persona puede que no lo sea para otra. Puede también que dos personas perciban lo que ocurrió como traumático, pero les afecte de maneras distintas.


Para algunas personas, las reacciones a un evento traumático son temporales, mientras que otras tienen reacciones prolongadas que van desde síntomas agudos hasta consecuencias para la salud mental más graves (por ejemplo, estrés postraumático, trastornos de ansiedad, consumo de sustancias y trastornos del estado de ánimo) y problemas médicos (por ejemplo, artritis, dolores de cabeza, dolor crónico). Otros no cumplen con los criterios establecidos para el estrés postraumático u otros trastornos mentales, pero presentan síntomas significativos relacionados con el trauma o síntomas de trauma expresados ​​culturalmente (por ejemplo, la somatización, proceso en el que el estrés psicológico se expresa a través de preocupaciones físicas). Por esa razón, incluso si una persona no cumple con los criterios de diagnóstico de trastornos relacionados con el trauma, es importante reconocer que el trauma aún puede afectar su vida de manera significativa.


Los sobrevivientes de traumas individuales pueden no haber recibido el apoyo que necesitaban. Frecuentememte, la vergüenza que sienten hace que distorsionen la percepción de la responsabilidad por el trauma, y se tiendan a culpar a sí mismas por lo ocurrido.


Algunos sobrevivientes de traumas individuales, especialmente aquellos que han mantenido el trauma en secreto, pueden no recibir el consuelo y la aceptación necesarios de otros; también son más propensos a enfrentar problemas de causalidad (por ejemplo, una joven puede sentirse indebidamente responsable y culparse de una agresión sexual), a sentirse aislados por el trauma y a experimentar traumas repetidos que los hacen sentirse victimizados.


Enfoque Informado en Trauma


Un enfoque informado sobre el trauma considera los síntomas y comportamientos relacionados con el trauma como el mejor y más resiliente intento de una persona para manejar, afrontar y superar su experiencia traumática. Los medios de adaptación y afrontamiento de algunas personas pueden haber producido pocas dificultades; las estrategias de afrontamiento y adaptación de otras pueden haber funcionado en el pasado, pero no lo están haciendo tan bien ahora. Otras personas pueden tener dificultades en un área de la vida pero han funcionado eficazmente en otras áreas.


Las personas que han sobrevivido a un trauma varían ampliamente en la forma en que experimentan y expresan reacciones de estrés traumático. Las reacciones al estrés traumático varían en gravedad; a menudo se miden por el nivel de deterioro o angustia que las personas informan y están determinadas por los múltiples factores que caracterizan el trauma en sí, la historia y las características individuales, los factores de desarrollo, los atributos socioculturales y los recursos disponibles.


Las características del trauma y las reacciones de estrés traumático subsiguientes pueden influir dramáticamente en cómo los individuos responden al entorno, a las relaciones, a las intervenciones y los servicios de tratamiento, y esas mismas características también pueden moldear las creencias que las personas hacen sobre el mundo (por ejemplo, su visión de los demás, su sensación de seguridad en el mundo), su futuro (p. ej., esperanza, miedo al futuro) y ellas mismas (p. ej., sentirse resiliente, sentirse incompetente para regular las emociones). La amplitud de estos efectos puede ser observable o sutil.


El enfoque informado en trauma ve la importancia de las experiencias traumáticas en la vida de las personas, ve las respuestas del individuo como esfuerzos adaptativos, no como “patologías” (es decir, definir a los individuos estrictamente desde una perspectiva diagnóstica o etiqueta que implica que algo anda mal con ellos), se ve la resiliencia: un enfoque que ve las dificultades, comportamientos y respuestas emocionales que presentan las personas como formas de sobrevivencia ant el trauma. En esencia, se considera a las reacciones de estrés traumático como reacciones normales ante situaciones anormales (lo anormal es la terrible por la que la persona tuvo que pasar).


Al aceptar la idea de que las reacciones relacionadas con el trauma han sido adaptativas (le permitieron a la persona sobrevivir lo que ocurrió), podemos ver las fortalezas de los individuos y notar la forma en que sus respuestas a las experiencias traumáticas reflejan creatividad, autoconservación, maneras de sobrevivencia y determinación.


Haber pasado por eventos dificiles o traumáticos puede haber dejado efectos que a pesar del paso del tiempo aún están presentes, busca apoyo psicológico, te mereces apoyo en tu experiencia, y trabajar junto a tu psicóloga(o) por tu salud y bienestar.



Textos traducidos y adaptados de:

Center for Substance Abuse Treatment (US). Trauma-Informed Care in Behavioral Health Services. Rockville (MD): Substance Abuse and Mental Health Services Administration (US); 2014. (Treatment Improvement Protocol (TIP) Series, No. 57.)



Comments


bottom of page